PASEO BOTÁNICO Y POÉTICO

PITA

ANDADURAS – Etapa 02

Situación: orilla del Canal, vía Ramón Pignatelli con calle África.
Etapa anterior: 01 – CHUMBERA (Opuntia ficus indica).
Etapa posterior: 03 – PLÁTANO DE SOMBRA (Platanus occidentalis).

PITA (Agave americana)

Pita, maguey, mezcal    Pita, maguey, mezcal. Originaria de México central, se trata de una especie que se ha adaptado perfectamente al clima del litoral mediterráneo donde crece de forma libre. Planta monocotiledonia, crasa, formada por una gran roseta de hojas carnosas, fibrosas, provistas de un margen espinoso y un robusto aguijón terminal que llegaron a usar las personas como aguja para coser. Brotan de un corto tallo central, que da la impresión de que nacen del suelo. Son de un color gris azulado o azul grisáceo, aterciopelado. Como en nuestra región se emplean básicamente como plantas ornamentales, hay dos variedades con franjas amarillas: agave americana “marginata”, con el borde de las hojas amarillo y agave americana “mediopicta”, con una franja amarilla central, que ornamentan mucho.

Tardan decenas de años en florecer, se lo toman con calma. Cuando se deciden lo hacen a lo grande: forman un tallo de unos 8 o 10 metros de altura y mientras va creciendo, desde la mitad del tronquito hasta el ápice se va llenando de flores bisexuales repletitas de néctar que los murciélagos adoran y que visitan, polinizándolas. Una vez se ha formado el fruto, la flor comienza a secarse y con ella la planta que la hizo posible. Ahora nuestra alma sensible se apena por esta muerte, pero no hay que sufrir: ella habrá dejado además de las semillas un buen número de hijuelas, clores de sí misma, que habrán nacido por estolones -dicen las jardineras- o por reproducción vegetativa -dicen los botánicos.

Esta especie ha sido incluida el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, y está prohibida en España su introducción en el medio natural, posesión, transporte, tráfico y comercio. ¡Ahí es na!

Todavía se cultivan para fabricar cuerdas: se machacan las hojas, se le quita la parte blanda y se deja nada más que las partes fibrosas. Esas fibras darán lugar a las afamadas cuerdas de pita.

En México ya los pobladores precolombinos elaboraban diversas bebidas con la savia de los agaves: sangraban el agave justo cuanto empezaba a preparar su tallo floral y esta savia era una bebida llamada aguamiel. Se fabricaba pulque dejando fermentar el aguamiel, una bebida transparente y ligeramente dulce. En el proceso se convierte en una bebida de aspecto lechoso y ligeramente alcohólica. En cuanto a la otra bebida que se fabrica, el mezcal, hay quien dice que en Oaxaca los pobladores antiguos fabricaban mezcal y hay quien dice que empezaron con el mezcal cuando los conquistadores trajeron el alambique y las bebidas fuertes. El mezcal más conocido fuera de México es el tequila. El mezcal no se fabrica con la savia sino con el tronco que queda después de quitar todas las hojas, una especie de piña. Se cuece en hornos durante dos o tres días, después se tritura en una muela, este bagazo se almacena en un recipiente donde se le añade agua y fermenta durante un tiempo determinado. Una vez fermentado se destila en alambiques. La denominación de origen mexicana para el Tequila exige que se haga con agave tequilano azul. Pero en realidad se hacen mezcales con 14 especies de agave según los consejos reguladores, aunque extraoficialmente y para consumo local son muchas más, entre las que se encuentra el agave americana. Esta variedad seguro que lleva a discusiones patrióticas sobre cuál será el mejor mezcal. No en vano, en la mitología griega Ágave era una ménade, seguidora del dios Dionisio.

Laurel en Wikimedia

Chumbera by Auckland Museum, CC BY 4.0 en Wikimedia.

Escuchar: 02 Pita

by Carmen Conde | Tratado de botánica

Soy libre, selvática, silvestre y si me apuran, soy maleza. 

Carmen Conde

Todas las etapas

“No nos llaméis jardín.”
Laura Casielles

Esto no es una ruta botánica. Tampoco es una oda a la majestuosidad de los árboles. Esto es una forma de andadura: la de quien camina prestando atención a la vida que brota entre las grietas, la de quien atiende a los seres que pueblan su entorno contra todo pronóstico o planificación, la de quien entiende la poesía como una forma de habitar las calles…

En este paseo veremos vegetales resistentes, imposibles de controlar por la jardinería oficial; muchos de ellos originarios de muy lejos, pero adaptados al entorno de forma prolífica y acusados de invasores por ello. También veremos jardinería de guerrilla, parterres vecinales: aquella vegetación que han elegido los habitantes del barrio para que les acompañe en su día a día y les haga más amable el ladrillo y asfalto; además de algunos árboles que se han erigido como símbolos de sus luchas.

Haremos, en definitiva, un recorrido por las características y curiosidades de algunas especies clasificadas en el reino vegetal, pero que mucho tienen que ver lo que podríamos llamar la “Poesía de la República Vegetal de Torrero”.

Mapa completo

CONTACTO Y RESERVAS

Escríbenos mediante este formulario para reservar tu plaza en cualquiera de las actividades. Puedes reservar hasta 4 plazas si se trata de personas convivientes. Para no convivientes, utiliza reservas diferentes.

Tu mensaje:

9 + 7 =

Diseñan y producen:

Organiza:

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad